¿Qué misterios encierra el Solsticio de verano 2021?

0
145

Con fines de medición del tiempo en razón de los procesos astronómicos, la humanidad pudo establecer que, en el curso de su órbita alrededor del Sol, La Tierra experimenta dos curiosos fenómenos: el equinoccio y el solsticio.

Tanto el solsticio como el equinoccio se presentan dos veces por año, marcando el inicio de las estaciones. El solsticio acontece durante el verano y el invierno, mientras que el equinoccio se presenta al inicio de la primavera y el otoño. El sol está en el punto más distante de la línea del ecuador.

En los equinoccios los días tienen la misma duración que las noches; en los solsticios los días son más grandes que las noches.

Los solsticios ocurren porque el eje de rotación de la Tierra está inclinado unos 23,4 grados respecto a la órbita de nuestro planeta alrededor del Sol. Esta inclinación es causante de la existencia de las estaciones del año en nuestro planeta.

El solsticio de verano es el día en que la posición de la tierra respecto al sol se da en el punto de la eclíptica en el que el Sol alcanza su posición más boreal.

Este año, el solsticio de verano ha tenido lugar el 20 de junio. Los solsticios ocurren a la vez en todo el mundo, pero sus horas locales varían.

El solsticio de verano ha sido y es motivo para una celebración anual que se festeja en distintas partes del mundo, cada cultura tiene sus creencias y leyendas en torno a esta fecha e incluso la Organización de las Naciones Unidas (ONU) decretó oficialmente el Día de Celebración del Solsticio de Verano.

Leyendas y mitos alrededor del solsticio de verano

Diferentes personas alrededor del mundo celebran el solsticio de verano relacionándolo con la buena energía que otorga el sol y la tierra para la cosecha, la fertilidad y la abundancia.

A través de la historia, diversas culturas de todo el mundo han diseñado formas de celebrar y venerar estos fenómenos celestes, tales como la construcción de pirámides en su honor, la construcción de estructuras que se alinean con el solsticio, y celebrando a través de festivales.

Los antiguos griegos definían este acontecimiento como una puerta de entrada a otra dimensión del espíritu, a la que llamaron Puerta de los Hombres. Apolo que era el dios del sol, en la cultura griega, era el centro de los rituales que buscaban mejorar la salud de los enfermos.

En nuestro país, los aztecas rendían culto a Tonatiuh, dios del Sol de la cultura azteca, para que la renovación de los fuegos ayudará a las buenas cosechas, amores y salud.

También en México, en el estado de Yucatán, El Castillo, la pirámide más emblemática de la zona arqueológica de Chichén Itzá fue construida tomando en cuenta la posición del sol durante el Solsticio de Verano.

En esta fecha, el sol sale e ilumina completamente los costados norte y este de la edificación, mientras los lados sur y oeste quedan en penumbra con una simetría perfecta.

Cuenta la leyenda que Kin, dios maya del sol, cada solsticio de verano divide en dos el templo de Kukulkán, en Chichén Itzá, para anunciar el día más largo del año, marcando para la cultura maya el inicio de la temporada de recolección de frutos y cosechas.

Mientras que, al otro lado del mundo, en Suecia, el Midsommar es una de las fiestas más importantes de la nación. Las personas se reúnen entre amistades y familiares se reúnen para convivir, bailar y comer; todo alrededor de un poste de madera decorado con flores.

En Suecia, durante esta época, acontece un fenómeno conocido como el Sol de Medianoche en verano, en el que la luz solar permanece casi las 24 horas del día; por lo que el solsticio es considerado como una fecha mágica.

Rituales alrededor del solsticio de verano

Como ya vimos, el solsticio de verano es celebrado de distintas formas en diferentes partes del mundo a lo largo de la historia de la humanidad.

La relación que tiene con la fertilidad, la cosecha y la buena energía se traduce para muchas personas en una oportunidad de un ritual de agradecimiento a la vida y una carga energética positiva.

Existen personas que acuden a zonas arqueológicas por la relación de la construcción de sus pirámides con este fenómeno, otras deciden ir a sitios más naturales, su propósito es despegarse de la cotidianeidad y conectar con un nivel más espiritual.

Existen rituales con el propósito de llamar a la energía positiva que desprende el sol durante este fenómeno, existen personas que, la noche del 20 de junio, llenaron su casa de velas, las velas deben estar prendidas y el ambiente tranquilo, posteriormente, en una hoja de papel se escriben pensamientos o temores que quieras dejar en el pasado, después deberás quemar la hoja para así “desprenderte” de lo que hayas escrito.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here