Tepeji del Río en el siguiente nivel

0
602

En años recientes, al igual que ocurrió en otras tantas poblaciones, los habitantes de la cabecera y de las comunidades del municipio de Tepeji del Río de Ocampo, se preguntaban sobre lo que había que hacer para avanzar hacia el siguiente nivel de desarrollo.

De una pintoresca y pequeña villa típicamente provinciana, indígena y rural, pasó a ser una pequeña ciudad: escuelas, bancos, hospitales, transporte público, servicios urbanos.

Un municipio con más de 70 asentamientos poblacionales, entre barrios, colonias y comunidades, y con 80 mil 612 habitantes oficialmente en su totalidad.

Arraigado en su cultura y sus tradiciones, Tepeji del Río nunca se dejó arrebatar por la fuerza del progreso su identidad con olor a hacienda y a rancho; la gente buena siguió siendo gente buena.

Los asentamientos industriales del ramo textil -de los cuales el emblema indiscutible será por muchos años más La Josefina, que hoy presume genuinamente su museo histórico- marcaron ese tránsito y la venida de otras evidencias de su crecimiento: servicios médicos de alta especialidad, restaurantes de vanguardia y tradición, una universidad.

La participación democrática de sus habitantes en los procesos político-electorales ha marchado también de acuerdo con la realidad, de modo que en Tepeji del Río sentó sus reales la alternancia partidista en el gobierno municipal.

Llama poderosamente la atención el hecho de que la administración hoy en funciones, encabezada por el presidente municipal Salvador Jiménez Calzadilla, ha posicionado a Tepeji del Río en los más altos niveles de mejora en sus procesos y procedimientos de gobierno, en resultados e indicadores.

No sin dificultades, Jiménez Calzadilla ha enfrentado y superado con creces interesantes desafíos que incluyen por igual a todos los sectores de la población como a todas las líneas de atención en las que los habitantes de la cabecera y de las comunidades tienen demandas.

No hay una sola área de servicio gubernamental que no sea supervisada personalmente por el alcalde, quien está presente en toda actividad institucional, desde solemnes ceremonias cívicas o juntas del cabildo hasta acciones comunitarias de servicio social e intercambios internacionales, desde audiencias directas con la población hasta negociaciones de alto nivel para seguridad pública, gobierno, educación, cultura, deporte o desarrollo económico.  

Con casi 70 por ciento aproximadamente de aprobación en su desempeño -de acuerdo con datos estimados en sondeos abiertos-, Salvador Jiménez Calzadilla se ha revelado como uno de los perfiles de más alto impacto e indiscutible liderazgo entre los funcionarios y empleados municipales, así como entre la gente del municipio.

La clave ha sido presentar resultados positivos, llamando a las cosas por su nombre y atender de inmediato los asuntos de interés público, con todo el sacrificio que esto implica en lo personal y familiar.

Mano firme cuando se requiere, trato cordial siempre. No son adulaciones, son evidencias de todos los días en el Tepeji del Río de hoy.

Y como en todo México, en Hidalgo y particularmente en Tepeji del Río de Ocampo también se habla de las elecciones de junio de 2024; el interés por la sucesión en la alcaldía hace inevitable pasar por el callejón de los aspirantes.

Salvador Jiménez Calzadilla dejará muy alta la vara a quien lo releve el año próximo, que saldrá de entre Omar Bravo, Maximino Jiménez, María Antonieta López, Tania Valdez, Noemí Zitle, Álvaro Miranda, Héctor León o Lorenzo Cruz.

Pues a ver.   

Salvador Jiménez Calzadilla

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí