Hidalgo. Cuatro candidatos a gobernador del estado.

0
561

Una mujer y tres hombres serán finalmente los personajes cuyos nombres aparecerán en la boleta electoral para elegir el domingo 5 de junio de 2022 a quien será titular del poder ejecutivo en el estado de Hidalgo, según los registros recibidos por el Instituto Electoral del Estado.

Ha sido un proceso que ha dado mucha tela de donde cortar para el análisis de la realidad sociopolítica de todo el centro del país, donde hacen eco los acontecimientos de la megalópolis y donde el Estado de México apunta hacia la renovación del gobierno local en 2023. Nada menos.

Se trata en Hidalgo de cuatro perfiles, políticos profesionales de diversos tamaños:

Alma Carolina Viggiano Austria, candidata de la coalición “Va Por Hidalgo” integrada por el Partido Acción Nacional (PAN), el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD). Es diputada federal con licencia a la actual legislatura del Congreso de la Unión; ha sido diputada local y presidenta del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Hidalgo.

Julio Ramón Menchaca Salazar, candidato común del frente “Juntos Haremos Historia en Hidalgo” al que están adheridos el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), el Partido del Trabajo (PT) y el partido Nueva Alianza Hidalgo. Es senador de la República con licencia, ha sido presidente de Tribunal Superior de Justicia del Estado de Hidalgo.

Francisco Xavier Berganza Escorza, candidato del partido Movimiento Ciudadano (MC). Es diputado local por Morena con licencia, ha sido senador de la República diputado federal y fue candidato por el Partido Acción Nacional (PAN) a gobernador del estado de Hidalgo.

Y José Luis Lima Morales, candidato del Partido Verde Ecologista de México (PVEM). Fue consejero presidente del Instituto Estatal Electoral de Hidalgo (IEEH), titular de la Auditoría Superior del Estado de Hidalgo (ASEH), y participó en el proceso interno de Morena por la candidatura a la presidencia municipal de Pachuca en 2020.

Las actividades de campaña inician formalmente en el muy próximo 3 de abril y serán una prueba para los expertos en operación política de cada cuartel.

Las tendencias al arranque de esta etapa en el proceso favorecen marcadamente a los morenistas y sus aliados, con alrededor de un 30% de ventaja en las preferencias electorales, de acuerdo con varias casas encuestadoras.

La penosa traición infligida por el partido verde a Morena-PT-NAL a pocas horas de haberles acompañado a registrar a su candidato e ir a inscribir al suyo propio cerró una etapa del proceso, la cara de las negociaciones convenencieras, y abrió otra, la cara de las verdaderas intenciones, confirmando su vocación de torpedero.  

Los responsables de la cúpula nacional dejan muy mal parado al polémico político y empresario Cuauhtémoc Ochoa Fernández, cuyo mérito en el columpio y máximo logro había sido tomar por asalto para los verdes -cobijado por la marca de Morena- la plaza política del distrito electoral federal de Tula, vacía de liderazgos políticos.

Ante el tropiezo, Ochoa se apresuró a deslindarse del verde para fortalecer sus vínculos con el verde (sic), se metió en una chaqueta de Morena un par de tallas más chica que la suya, se tomó mil fotografías con Julio Menchaca, hizo un video con Mario Delgado y, para deslindarse de los morenos (sic) publicó un fervoroso mensaje en defensa de su pertenencia a la 4T, con la misma pasión con la que defendió a José Antonio Meade.  

Sí, en los dos casos el avance ha sido al contrario.

Falta mucho por ver, pues es más que evidente el peso que ,están haciendo sentir los legisladores de la bancada tricolor en el proceso de aprobación de la reforma eléctrica que se cocina entre los diputados, prioridad en los proyectos presidenciales del actual régimen y que no saldrá avante sin una buena negociación.

Esta en la que ya se mira que las cosas de Hidalgo se siguen resolviendo en el centro, en donde el coordinador de los tricolores en la cámara baja, Rubén Ignacio Moreira Valdés, se mueve. Se mueve.  

Por ahora, al concluir una fase y al iniciar otra en el proceso electoral hidalguense, la máxima rectora del juicio en los espacios de análisis y opinión hoy en Hidalgo es que “ni Morena ha ganado, ni el PRI ha perdido”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí