8M: El entorno que ellas buscan le conviene al mundo

0
1636

Sale el Senador a reflexionar en torno al 8 de marzo, Día Internacional de las Mujeres, con espectacular discurso frente a un nutrido público. Luego vuelve a casa, en donde todos los días le reprochan sus dotes de macho, violencia económica y una que otra bofetada de las que solo dos saben.

Se luce el diputado en sus redes sociales con extraordinario post para quedar bien con ellas. De la infidelidad y los hijos fuera del matrimonio que tienen al borde del divorcio a la pareja, del acoso que genera en su equipo de trabajo y de la violencia sexual en las noches de copas pocos se enteran.

Proponen los alcaldes un ambiente libre de violencia en contra de las mujeres, presentan una conferencia emergente para salvar la conmemoración y el día, pero mañana vuelve el abuso laboral, la desigualdad y la descalificación que a la sociedad hiere.

Dicen que es complejo comprender a las mujeres, pero no lo es tanto cuando piden a gritos que se comience con las pequeñas cosas: el respeto mutuo en la casa. La manifestación social, masiva, sirve y sirve mucho pero no cuando la intención se queda en el discurso y la protesta fotogénica si al finalizar se sigue destruyendo a la persona, a la familia, a la casa.

Los hogares desatendidos derivan en un mundo en donde una de cada tres mujeres sufre de violencia -sobre todo ejercida por sus parejas- y en México solo el año pasado más de 122 mil mujeres fueron víctimas de algún delito, de las cuales el 73% dijo haber sufrido algún tipo de lesión.

La transformación de las políticas públicas y los mecanismos de control y justicia quedan a deber en un entorno cada vez más complejo donde preocupa la omisión y las respuestas institucionales frívolas frente a un país tenebroso y violento en el tema. ¿Se puede contribuir desde lo individual? ¡Claro!

Vamos empezando por las pequeñas cosas; nos es posible atender la causa, la lucha, la petición de ellas, de nuestras novias, esposas, hijas, hermanas, abuelas, madres, amigas: respeto e igualdad en el pequeño entorno para la transformación social. Atención y resolución del añejo problema del que nadie está exento de ser agresor o víctima, pero no por eso no vamos a dejar de seguir intentando contribuir a la construcción del entorno que ellas buscan y que, francamente, le conviene al mundo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí