Una mujer inteligente

0
446

«A cuántos hombres he escuchado decir que desean a una mujer inteligente en sus vidas.
Yo los animaría a que lo pensaran bien.
La mujer inteligente toma decisiones por si misma, tiene deseos propios y pone límites.
Tú nunca serás el centro de su vida porque ésta gira en torno a ella misma.
Una mujer inteligente no va a dejarse manipular ni chantajear, ella no se traga culpas, asume responsabilidades.
La mujer inteligente cuestiona, analiza, discute, no se conforma, avanza.
Esa mujer tuvo vida antes de ti y sabe que la seguirán teniendo si tú eliges apartarte de su camino.
Ella avisa, no pide permiso.
Esa mujer no busca en la pareja a un líder a quien seguir, a un papá que les resuelva la vida, ni un hijo a quien rescatar.
Ella no quiere seguirte ni marcarle el camino a nadie, quiere caminar a tu lado.
Ella sabe que la vida libre de violencia es un derecho, no un lujo ni un privilegio.
Ella expresa enojo, tristeza, alegría y miedo por igual, porque sabe que el miedo no la vuelve débil de la misma forma en que el enojo no la vuelve «masculina».
Esas dos emociones y las demás, todas en conjunto, la vuelven humana. ¡Y ya!
Una mujer inteligente es libre porque ha peleado por su libertad.
Pero no es víctima, ella se atreve a vivir plenamente.
No trates de encadenarla
porque ella sabrá como liberarse.
Recuerda que ya lo ha hecho antes.
La mujer inteligente sabe que su valor no radica en la apariencia de su cuerpo, ni en lo que haga con él.
Piénsalo dos veces antes de juzgarla por su edad, estatura, volumen o conducta sexual, porque esto es violencia emocional y ella lo sabe.
Así que… antes de abrir la boca para decir que deseas a una mujer «inteligente» en tu vida, pregúntate si tú realmente estás hecho para encajar en la suya.»

Texto atribuido a Gabriel García Márquez 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí