Tula: Las doce personas que sí pueden llegar a la alcaldía en 2024

0
617

Es el tercer municipio en importancia del estado de Hidalgo, después de Pachuca -la capital- y Tulancingo.

Desde luego que hay otros municipios de valor estratégico para la entidad en las diferentes regiones: Huejutla, Ixmiquilpan, Tizayuca.

La historia de la democracia en Tula se reduce a un pequeño grupo de listos o pasados de listos que se han repartido las posiciones y han ocupado la silla principal de palacio con desparpajo.

Salvo muy, muy honrosas excepciones, todo el gobierno de Tula ha sido fiesta, pachanga, mofa, comedia.

En La Ciudad de Los Atlantes se ha acumulado el desencanto, el desaliento, pues amplios sectores de la población sienten que a lo largo de la historia sus gobiernos les han quedado a deber.

De la gran expectativa que despertaron como aspirantes, precandidatos o candidatos, la mayoría pasó a encabezar gobiernos que fueron perdiendo el respaldo social por la baja calidad de sus resultados.

Esa es la situación real que prevalece hoy en Tula. Al igual que en todo el país, la gente ya piensa en el 2024, por la elección presidencial.

Será “la madre de todas las elecciones” porque trae consigo la renovación del congreso federal, nuevos diputados y senadores.

Así mismo, en algunos estados como Hidalgo, ocurrirá la renovación democrática del congreso estatal y de las 84 alcaldías.

Un verdadero acontecimiento que ya registra un aumento en los autodestapes, destapes, promociones, cabildeos, activismo y todo lo que conlleva un proceso semejante.

La lista inicial siempre es muy amplia, aparecen en la mente de los imaginistas las figuras y los nombres de líderes de todo tamaño.

Algunos de ellos pagan para aparecer en las listas que se publican desde diversos frentes en redes sociales, comederos, cantinas, corrillos y pasillos. Otros aparecen de manera natural y aparentemente lógica.

¿Quiénes pueden realmente ser tomados en cuenta para una posible postulación hacia la alcaldía de Tula? Veamos.

Primero, habrá que considerar hechos contundentes que inciden en el contexto:

El desempeño del gobierno saliente y la evaluación que los electores hacen de su desempeño siempre es factor a tener en cuenta

El partido hegemónico actual, Morena que sustituyó en esa posición al PRI, mantiene preferencia de entre 10 y 20 puntos porcentuales frente a cualquiera de sus opositores, juntos o separados.

Se ha derrumbado la fórmula de que cualquiera que sea el candidato o la candidata, solo por serlo, bajo los colores de Morena, tiene el triunfo automático garantizado.

A diferencia de otros momentos en la historia de Tula, en 2023 no hay una figura consistente cuyo liderazgo sea tan fuerte que vaya hacia la victoria sin demasiados trámites.

Al contrario, la construcción de un gran frente ganador parece ser hoy la tarea más importante en este municipio que cuenta con 115 mil 107 habitantes.

Los números indican que hoy Morena aventaja en promedio 20 puntos porcentuales a sus opositores, unidos o separados; esa tendencia se puede mantener o reducirse -difícilmente se podría ampliar- de hoy a la fecha de las elecciones, el primer domingo de junio de 2024.

Hay dos grandes expresiones dentro del morenismo: “los fundadores” y “los neomorenistas”.

El candidato natural de los “morenistas puros” sería Abraham Mendoza Zenteno (algunos lo quieren dar como candidato a Senador, pero en política no es lo que el individuo quiera, sino lo que el proyecto demande).

Seguido por la diputada federal suplente y ex presidenta del Concejo Municipal de Tula Verónica Monroy, quien es morenista químicamente pura, pese a su cercanía y alianza con expresiones más recientes.

Les seguirían el funcionario federal Eduardo Durán Laguna, a quien todo indica que le concederán el espacio para contender por la diputación local (Tula-Tlaxcoapan, Tlahuelilpan), aunque se mueve por la alcaldía, el funcionario estatal José Antonio Vargas y el expermientado ex líder sindical José Luis Rodríguez Higareda.

Entre los “neomorenistas” aparecen el diputado local Octavio Magaña Soto, así como los actuales servidores públicos Cristhian Martínez y Victorino Apodaca.

En la oposición, el médico sindicalista en el sector salud Mario Francisco Guzmán Badillo y el sindicalista estatal de la burocracia municipal Jesús Medina, ambos de ascendencia panista, son las cabezas más visibles.

La sociedad civil, que no deja de tener vínculos con la clase política y con figuras partidistas de todos los colores, ha tenido que entrar al quite ante los vacíos generados por políticos y servidores públicos.

Noe Paredes Meza, empresario y activista social, está posicionado como la figura más consistente para dar la pelea en cualquiera de los escenarios, y no ha faltado quien lo pone coyunturalmente en alguno de los carriles de la pista de Morena para el proceso municipal. A saber. 

Un Danubio Villadonga, quien también despuntó con acciones altruistas constantes y sostenidas a raíz de la crisis social desatada por la inundación de septiembre de 2021, quiere meterse a la pelea y comenzó a gestar una limitada base de apoyo social que está por verse para qué le alcanza en una contienda de alto nivel.

Es el tercer municipio en importancia del estado de Hidalgo, después de Pachuca -la capital- y Tulancingo.

Desde luego que hay otros municipios de valor estratégico para la entidad en las diferentes regiones: Huejutla, Ixmiquilpan, Tizayuca.

La historia de la democracia en Tula se reduce a un pequeño grupo de listos o pasados de listos que se han repartido las posiciones y han ocupado la silla principal de palacio con desparpajo.

Salvo muy, muy honrosas excepciones, todo el gobierno de Tula ha sido fiesta, pachanga, mofa, comedia.

En La Ciudad de Los Atlantes se ha acumulado el desencanto, el desaliento, pues amplios sectores de la población sienten que a lo largo de la historia sus gobiernos les han quedado a deber.

De la gran expectativa que despertaron como aspirantes, precandidatos o candidatos, la mayoría pasó a encabezar gobiernos que fueron perdiendo el respaldo social por la baja calidad de sus resultados.

Esa es la situación real que prevalece hoy en Tula. Al igual que en todo el país, la gente ya piensa en el 2024, por la elección presidencial.

Será “la madre de todas las elecciones” porque trae consigo la renovación del congreso federal, nuevos diputados y senadores.

Así mismo, en algunos estados como Hidalgo, ocurrirá la renovación democrática del congreso estatal y de las 84 alcaldías.

Un verdadero acontecimiento que ya registra un aumento en los autodestapes, destapes, promociones, cabildeos, activismo y todo lo que conlleva un proceso semejante.

La lista inicial siempre es muy amplia, aparecen en la mente de los imaginistas las figuras y los nombres de líderes de todo tamaño.

Algunos de ellos pagan para aparecer en las listas que se publican desde diversos frentes en redes sociales, comederos, cantinas, corrillos y pasillos. Otros aparecen de manera natural y aparentemente lógica.

¿Quiénes pueden realmente ser tomados en cuenta para una posible postulación hacia la alcaldía de Tula? Veamos.

Primero, habrá que considerar hechos contundentes que inciden en el contexto:

El desempeño del gobierno saliente y la evaluación que los electores hacen de su desempeño siempre es factor a tener en cuenta

El partido hegemónico actual, Morena que sustituyó en esa posición al PRI, mantiene preferencia de entre 10 y 20 puntos porcentuales frente a cualquiera de sus opositores, juntos o separados.

Se ha derrumbado la fórmula de que cualquiera que sea el candidato o la candidata, solo por serlo, bajo los colores de Morena, tiene el triunfo automático garantizado.

A diferencia de otros momentos en la historia de Tula, en 2023 no hay una figura consistente cuyo liderazgo sea tan fuerte que vaya hacia la victoria sin demasiados trámites.

Al contrario, la construcción de un gran frente ganador parece ser hoy la tarea más importante en este municipio que cuenta con 115 mil 107 habitantes.

Los números indican que hoy Morena aventaja en promedio 20 puntos porcentuales a sus opositores, unidos o separados; esa tendencia se puede mantener o reducirse -difícilmente se podría ampliar- de hoy a la fecha de las elecciones, el primer domingo de junio de 2024.

Hay dos grandes expresiones dentro del morenismo: “los fundadores” y “los neomorenistas”.

El candidato natural de los “morenistas puros” sería Abraham Mendoza Zenteno (algunos lo quieren dar como candidato a Senador, pero en política no es lo que el individuo quiera, sino lo que el proyecto demande).

Seguido por la diputada federal suplente y ex presidenta del Concejo Municipal de Tula Verónica Monroy, quien es morenista químicamente pura, pese a su cercanía y alianza con expresiones más recientes.

Les seguirían el funcionario federal Eduardo Durán Laguna, a quien todo indica que le concederán el espacio para contender por la diputación local (Tula-Tlaxcoapan, Tlahuelilpan), aunque se mueve por la alcaldía, el funcionario estatal José Antonio Vargas y el experimentado ex líder sindical José Luis Rodríguez Higareda.

Entre los “neomorenistas” aparecen el diputado local Octavio Magaña Soto, así como los actuales servidores públicos Cristhian Martínez y Victorino Apodaca.

En la oposición, el médico sindicalista en el sector salud Mario Francisco Guzmán Badillo y el sindicalista estatal de la burocracia municipal Jesús Medina, ambos de ascendencia panista, son las cabezas más visibles.

La sociedad civil, que no deja de tener vínculos con la clase política y con figuras partidistas de todos los colores, Noe Paredes Meza, empresario y activista social, está posicionado como la figura más consistente para dar la pelea en cualquiera de los escenarios, y no ha faltado quien lo pone coyunturalmente en alguno de los carriles de la pista de Morena para el proceso municipal. A saber. 

Un Danubio Villadonga, quien también despuntó con acciones altruistas constantes y sostenidas a raíz de la crisis social desatada por la inundación de septiembre de 2021, quiere meterse a la pelea y comenzó a gestar una limitada base de apoyo social que está por verse para qué le alcanza en una contienda de alto nivel.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí