Lo que sí quiere y lo que no quiere la gente de Tula

0
120

Tras la inundación registrada el pasado 6 de septiembre en Tula de Allende, derivada del desbordamiento del río, las voces de habitantes del municipio -afectadas directamente en esta tragedia, o no- se han levantado como nunca antes para exigir justicia.

Quien esto escribe, andando en las zonas afectadas, ha escuchado las demandas de asociaciones legalmente constituidas, así como de nuevas agrupaciones que nacieron a partir de la tragedia, pero sobre todo, de hombres y mujeres de todas las edades que comparten la dolorosa coincidencia de haber perdido su patrimonio sin recibir ningún tipo de ayuda oficial.

¿Es posible registrar qué sí quiere y qué no quiere la gente de Tula? Es difícil, pero le pido que me permita darle a conocer una suma en la que, a partir de lo que he escuchado antes, durante, y después de la desgracia, representa las solicitudes prioritarias de nuestros paisanos.

A manera de contexto, es preciso observar que el tulense conoce la situación que prevalece en su entorno, sobre todo cuando asimila que vive en una de las zonas más contaminadas de México, pero de eso a que el agua negra se meta a tu casa, a tu negocio, a tu dignidad, y los destruya, son escenarios totalmente diferentes. Todavía más cuando especialistas advierten que la gran inundación habría sido causada por una decisión política.

Mañana del 7 de septiembre: se reportaban pérdidas totales en cientos de casas y negocios

En este sentido, la sociedad de Tula no quiere volver a ser tratada como gente de segunda, la gente de Tula sí quiere conocer una estrategia concreta mediante la cual se garantice en un documento firmado y legal la manera en la que la ciudad no volverá a inundarse a causa de decisiones administrativas o gubernamentales.

La gente de Tula no quiere que se les trate como una sociedad cerrada e ignorante, la gente de Tula sí quiere manifestarle al mundo que se trata de una región en donde habitan personas con alto sentido del valor humano y capacidad no solo intelectual, sino para generar acuerdos comunes y progresar en unidad, como lo han demostrado.

Habitantes de la zona centro salieron a manifestarse a la calles.

La gente de Tula no quiere seguir escuchando discursos políticos fabricados en la enfermiza fantasía que da el poder, la gente de Tula exige acciones tangibles, puntuales, y concretas, que garanticen mejorar la calidad de vida que se le debe históricamente a la zona y a las familias que en ella habitan.

Más puntualmente, la gente de Tula no quiere apoyitos de consolación tras haber perdido el patrimonio que construyeron durante varias décadas y que se fue a causa de una inundación provocada -según defienden expertos y cuyas versiones no han sido desmentidas por ninguna dependencia-.

También lea: https://www.washingtonpost.com/es/post-opinion/2021/09/20/tula-inundaciones-rio-causas-hidalgo-mexico/

La gente de Tula sí quiere y exige la indemnización total por daños sufridos, como dijo Juan José Gante, representante del grupo de afectados denominando la Gran Asamblea. Tula sí quiere soluciones y no divisiones, como gritaba la citada agrupación de manifestantes que salió a las calles de la ciudad a protestar pacíficamente en unidad.

La gente de Tula exige “que se inicie una averiguación contra quien o quienes resulten responsables por la inundación en Tula, que quede claro que no fue un desastre natural, que asuman su responsabilidad”, según dijo Noé Paredes Meza, fundador de la Asociación UnidosXTula.

Madrugada del 7 de septiembre: vecinos y Ejército en labores de rescate.

También vea: https://www.facebook.com/defrenteoficial/videos/402355904823574

La gente de Tula no quiere que la desgracia sirva como escenario a modo para la negociación de nuevas responsabilidades gubernamentales o dividendos que ya olfatean personajes que anteponen sus feroces intereses personales a los colectivos, la gente de Tula sí quiere absoluto respeto a las condiciones precarias en las que hoy sobreviven miles de habitantes que urgen ayuda inmediata.

La gente de Tula no quiere recibir más el agua del Túnel Emisor Oriente, una postura que desde 2019 defiende la Red de Conciencia Ambiental “Queremos Vivir” y cuyas declaraciones se encuentran documentadas en diversos espacios de la prensa.

La gente de Tula de hoy no quiere dejar pasar la oportunidad histórica que se presenta para exigir lo que a esta ciudad le corresponde por el simple principio de justicia. La gente de Tula sí quiere “luchar por dejarles a nuestros hijos un ambiente mejor”, como dijo Enrique Díaz Padilla, Presidente de Asociación SOS Tula.

Calle Manuel Rojo del Río en el centro de Tula, una de las más afectadas.

Es un nuevo Tula que sí quiere salir adelante y lo está haciendo, impulsado sobre todo por la fuerza de la sociedad civil, por su natural espíritu guerrero que trabaja incesantemente, que aprende a unirse con sus semejantes, y que, francamente, ni olvida, ni perdona.

Artículo anteriorSE INSTALÓ COMISIÓN DE SEGURIDAD CIUDADANA Y JUSTICIA
Artículo siguienteCOINFECCIÓN POR VARIANTE DELTA Y MU PODRÍAN GENERAR NUEVA CEPA DEL VIRUS ORIGINAL: SSH
Fernando Alfonso es uno de los periodistas con mayor credibilidad en el panorama informativo y de opinión en el estado de Hidalgo. Dirige AVSI Comunicación, multiplataforma a la que pertenece el Periódico El Origen y la Revista DeFRENTE. Se consolidó como líder de opinión en el Noticiero Radiofónico Enfoque de NRM Comunicaciones, espacio que condujo durante 12 años. Ha colaborado, además, con W radio 96.9 FM, Radio Fórmula 970 AM y 103.3 FM, Editorial Notmusa, Diario Síntesis. Cuenta con estudios de Maestría en Administración de Negocios MBA por la Universidad Latinoamericana, es Licenciado en Periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Premio México de Periodismo 2010, otorgado por la Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos (FAPERMEX)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here