Adiós al sueño huachicolero

0
350

Las carpetas de investigación por delitos relacionados con hidrocarburos reportados por la Fiscalía General de la República descendieron 55 por ciento de enero a noviembre de 2019, tras pasar de mil 362 reportes en el primer mes del año pasado a 611 casos en el último periodo de registro. Estadísticas de la dependencia revelan que en 11 meses del año recién terminado se investigaron 9 mil 978 crímenes relacionados con el huachicol, siendo los más frecuentes el robo, resguardo y compra de gasolinas.

Si bien se han registrado significativos avances, el problema no ha sido erradicado. El huachicol habita en Hidalgo, que sigue siendo el estado con el mayor número de tomas clandestinas en todo el país, según lo confirmó en conferencia el Presidente López Obrador.

La tragedia se generó en una zona con pocas oportunidades de crecimiento para la población en materia laboral, artístico, deportivo y  de desarrollo humano. Tras la tragedia, no se impulsaron centros o programas nuevos cuyo objetivo sea el de atender a fondo la marginación que, en algunos casos, pudo haber sido el origen de la aspiración de cientos de personas para enfilarse en las bandas que se dedican a lo ilegal.

En este sentido, la población comenzó a detectar un sospechoso incremento en las extorsiones, asaltos a transeúnte, robo a negocios, a casas habitación o de vehículos.

Y es que la actividad de extracción y venta ilegal de combustible había generado en los últimos años una “economía paralela” que en los hechos, impulsó la actividad comercial y de servicios en la región; las acciones gubernamentales de combate a estos ilícitos derivó en una drástica reducción del circulante en los negocios de todos los tamaños, al sur del estado de Hidalgo.

Además, continúa abierto el debate acerca de si deben o no considerarse víctimas a los fallecidos y sus familiares, pues mientras unos afirman que se trata de pérdidas humanas que abren la posibilidad de que los afectados reciban apoyos de acuerdo con La Ley General de Víctimas, otros consideran que no se puede considerar víctimas a quienes perdieron la vida o se vieron afectados mientras se cometía un delito.

Para los habitantes, visitantes, inversionistas y observadores de la realidad, el estado de Hidalgo ha demostrado ser una de las entidades con desarrollo sostenido, con una pujante actividad productiva en el campo, en la industria, en los servicios, en las nuevas tecnologías, en salud, educación, seguridad, con una impresionante riqueza histórica y cultural, que ha alcanzado reconocimientos dentro y fuera del país.   

Tendrá que pasar algún tiempo para saber si la ilícita extracción y venta de combustible, que vino a ser en algunas familias la principal fuente de ingresos, pasó como una experiencia de temporada, o marcó para siempre a niños y adolescentes que en algún tiempo se vieron envueltos en el sueño huachicolero.

Los esfuerzos institucionales comenzaron a rendir frutos en el combate al huachicol, pero se deberán redoblar esfuerzos para fortalecer el polo social, como única medida para atender, de fondo, lo que le duele a la sociedad, de fondo.

Artículo anteriorTres lecciones de la tragedia de Tlahuelilpan
Artículo siguienteCerraron 13 mil tomas clandestinas de huachicol
Fernando Alfonso es uno de los periodistas con mayor credibilidad en el panorama informativo y de opinión en el estado de Hidalgo. Dirige AVSI Comunicación, multiplataforma a la que pertenece el Periódico El Origen y la Revista DeFRENTE. Se consolidó como líder de opinión en el Noticiero Radiofónico Enfoque de NRM Comunicaciones, espacio que condujo durante 12 años. Ha colaborado, además, con W radio 96.9 FM, Radio Fórmula 970 AM y 103.3 FM, Editorial Notmusa, Diario Síntesis. Cuenta con estudios de Maestría en Administración de Negocios MBA por la Universidad Latinoamericana, es Licenciado en Periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Premio México de Periodismo 2010, otorgado por la Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos (FAPERMEX)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here