Pobreza Infantil, la otra epidemia en México

0
76

Con información de El Pacto por la Primera Infancia

En México, la medición de la pobreza tiene en cuenta cuántas personas viven con ingresos menores a los que necesitan para garantizar su bienestar y considera además cuáles de sus derechos sociales no están siendo cumplidos, como el acceso a servicios de salud, a una nutrición adecuada o a una educación de calidad.

El Pacto por la Primera Infancia presentó el Ranking de la pobreza en Primera Infancia, un análisis a partir de los datos del Coneval 2018-2020, el cual evidencia que en México pertenecer a la Primera Infancia te hace más vulnerable a presentar condiciones de pobreza. Según el estudio, 1 de cada 2 niñas y niños menores de 6 años en México vive en pobreza (54.3%) y 1 de cada 10 vive en pobreza extrema (11.8%).

La pobreza infantil es la negación de los derechos humanos de cada niña y niño, y es una violación explícita al derecho que tienen a desarrollarse con plenitud. En los primeros años de vida, puede generar daños irreversibles, lo que hace que su atención sea urgente y deba considerarse prioritaria.

Las consecuencias de no actuar ahora son incalculables. De acuerdo con los datos de distintos análisis se estima que el 43.9% de la población en México es pobre, pero ese porcentaje crece al hablar de las niñas y niños menores de 6 años, donde el porcentaje alcanza el 54.3%.

También la pobreza extrema afecta en mayor proporción a la Primera Infancia que al resto de la población en México. El 11.8% (1 de cada 10 niñas y niños menores de 6 años) se encuentra en condición de pobreza extrema, mientras que para el resto de la población el porcentaje es de 8.5%.

Entre 2018 y 2020 la pobreza y pobreza extrema en niñez temprana se agudizaron, incrementando alrededor de 2 puntos porcentuales en el periodo. La pobreza pasó de 52.5% a 54.3%, mientras que la pobreza extrema aumentó de 9.9% a 11.8%. Las condiciones adversas para la Primera Infancia se agravaron considerablemente.

En 20 de las 32 entidades del país se incrementó el porcentaje de pobreza en menores de 6 años. Las 5 entidades con el mayor incremento en sus porcentajes de pobreza en Primera Infancia son: Quintana Roo con 15.2%, Baja California Sur con 12.8%, Tlaxcala con 9.7%, Estado de México con 7.8% y Jalisco con 5.7%.

En 26 de las 32 entidades del país, se incrementó el porcentaje de pobreza extrema en niñez temprana. Las 5 entidades con los mayores incrementos en sus porcentajes de pobreza extrema en Primera Infancia son: Tlaxcala con 11%, Quintana Roo con 6.3%, Yucatán con 6.2%, Estado de México con 5.4% y Puebla con 4.4%.

Las 5 entidades con un porcentaje mayor de niñas y niños menores de 6 años en pobreza son Chiapas con 83.6%, Guerrero con 75.6%, Oaxaca con 70.6%, Puebla con 69.6% y Veracruz con 69.3%.

Distintas organizaciones que velan por los derechos de niñas y niños exponen que están convencidas de que este deterioro es el resultado de las determinaciones u omisiones de quienes toman las decisiones en los poderes y órdenes de gobierno. Es el resultado de no priorizar a las niñas y niños menores de 6 años.

La pobreza infantil afecta de por vida la salud, el desarrollo cognitivo y emocional, y la capacidad productiva, con consecuencias de largo alcance, por ello es urgente y prioritario que se tomen las medidas necesarias para revertir esta tendencia. No hacerlo por decisión u omisión significa perder a la mitad de una generación de niñas y niños, y vulnerar sus derechos a un desarrollo pleno.

Además, la pobreza infantil conlleva a otras violaciones de derechos humanos de las niñas, niños y adolescentes, como el verse obligados a trabajar a pesar de ser menores de edad.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Trabajo Infantil (ENTI) 2019 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), de los 28.5 millones de niños y niñas de entre 5 y 17 años de edad, 3.3 millones laboran.

Aunado a lo anterior, el inicio de la pandemia por COVID-19 aumentó el nivel de pobreza y disminuyó el acceso de niñas, niños y adolescentes a la educación.

El director ejecutivo de la Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM), Juan Martín Pérez, afirmó que la pandemia de COVID-19 acentúo las problemáticas de los niños, por ejemplo 4.5 millones de niños abandonaron la escuela en el contexto de la emergencia sanitaria.

Algunas organizaciones que velan por los derechos de las niñas, niños y adolescentes han creado distintos programas de apoyo a las infancias en situación de pobreza.

Si está en tus posibilidades y así lo deseas puedes donar en alguna de las siguientes páginas web:

https://www.children.org/es

https://www.casadelaamistad.org.mx/pages/liga-de-donacion

https://ayudaenaccion.org.mx/

https://www.aldeasinfantiles.org.mx/ayudanos/donacion-unica

https://www.savethechildren.mx/participa/testamento

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here