Termina Menchaca Salazar con los lujos de administraciones anteriores

0
496

·        En lo que era la Casa de Gobierno, se construirán oficinas de atención a sectores vulnerables

“Uno de nuestros compromisos de campaña fue alejar a la administración de las cuestiones suntuarias y los privilegios, pues esto fue una etapa dorada de la burocracia que agravia a la sociedad”, afirmó el mandatario Julio Menchaca Salazar, durante la entrega de la Casa de Gobierno, a través de la firma del decreto para demoler el inmueble, que durante más de 60 años fue habitado por el gobernador en turno.

Este espacio, señaló Julio Menchaca, representó un gasto de mantenimiento exuberante, que no podía continuar, “habiendo tantas necesidades de la población, que cubrir”.

Dio a conocer que en este lugar se construirán oficinas gubernamentales para la atención de sectores prioritarios, al tiempo de recordar que el proceso de transformación implica eliminar los estereotipos y los símbolos que diferencian a la clase política del pueblo.

“Estamos en la recuperación de los bienes inmuebles del Gobierno de Hidalgo, para fortalecer el patrimonio estatal y adelanto que se destinarán recursos para ampliarlos en espacios de interés público, con la responsabilidad de que este recurso sea correctamente utilizado”, aseveró.

Respecto a los bienes recuperados destacó la conocida “Casa Blanca”, en Huejutla; el Palco de Gobierno ubicado en el Estadio Hidalgo, además de otros 6 inmuebles localizados en Cardonal, Ixmiquilpan y Pachuca.

En este último municipio informó que 10 inmuebles que fueron donados mediante decreto, han sido recuperados por revocación, entre ellos los parques del Maestro, de la Familia, una fracción del Campo de Aviación, el antiguo Rancho San Nicolás Mata Bueno, un terreno en la Ciudad de los Niños, el Centro de Aviación PAMAR, Bioparque y el Centro Cultural “El Reloj”.

Fue el titular de la Oficialía Mayor, Orlando Ángeles Pérez, quien expuso que la llamada “Casa de Gobierno” constaba de una superficie superior a los 5 mil metros cuadrados, en la cual se encontraron recámaras de amplias dimensiones, espacios deportivos, baños automatizados, jacuzzis, entre otras amenidades que eran cubiertas con el presupuesto estatal.

“El gobernador prometió una administración que combata el derroche y hoy estamos a un paso más cerca de que Hidalgo viva esta realidad”, puntualizó al reiterar el compromiso de la administración estatal de reforzar las medidas de austeridad impulsadas desde el Gobierno de México.

El subsecretario de Infraestructura Pública, Jorge Alberto Reyes Hernández, dio a conocer que con la construcción de oficinas gubernamentales en este sitio, se reducirán los montos de arrendamiento.

Al concluir este acto, el mandatario hidalguense recordó que la demolición de esta casa representa un paso más en la deconstrucción de los vicios encumbrados al interior de la administración pública.

“Es una cuestión de carácter de un señalamiento histórico, a partir de que se decidió entrar en un proceso de transformación, pues no es un cambio de gobierno, es un cambio de régimen que está sujeto de crítica, de comunicación y de estar dispuestos a cambiar estas acciones”, finalizó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí