Donan mascota de asistencia a niño con discapacidad en Tula

0
209

A través de la vinculación del DIF Tula, Santiago de 9 años de edad y quien tiene una discapacidad auditiva, recibió a «Sophie», una perrita bichón habanero de 4 años de edad, entrenada como canino de asistencia, para que él logre el mejor desarrollo de habilidades. El canino fue entregado por medio de la fundación “Juntos Dejando Huella” y con el acompañamiento de la asociación “Creciendo Juntos. Mundo Azul”.

La presidenta de DIF Tula, Liliana Aguirre Mejía, presidió la entrega del canino en un emotivo encuentro en el que agradeció la colaboración de ambas asociaciones civiles presididas por Graciela Barros Valencia de Juntos Dejando Huella, y de Caty Michel Zúñiga, de Creciendo Juntos.

También se contó con la donación en especie de alimento para los caninos de Juntos Dejando Huella, por parte de la radio Super Stereo 100.5 FM, con la representación de Claudia Rosendo, gerente de producción de la estación ubicada en Tula, y con quien la presidenta Lilí Aguirre, se congratuló por tan noble aportación y, desde luego, por el espacio de difusión de este vínculo para beneficio del menor Santiago.

Lilí Aguirre, indicó que con el conjunto de acciones se pudo concretar este beneficio para Santiago, quien contará con un amigo en sus actividades cotidianas, al tiempo en que se continuará esta sinergia con ambas asociaciones civiles y con la sociedad civil en general para sumar esfuerzos en favor de los ciudadanos y de las niñas y niños.

En tanto, la profesora Graciela Barros, que preside la fundación Juntos Dejando Huella, dijo que esta asociación cuenta con perros que tienen adiestramiento como perros de apoyo o de terapia.

En el caso de Santiago, agregó, se entregó a la perrita de nombre Sophie, que está entrenada para ser un canino de apoyo o de servicio es decir, los perros que apoyan a personas con alguna discapacidad como auditiva o síndrome de down, y que requieren ayuda en su día a día por lo que deben vivir en el domicilio del beneficiario.

En cambio, explicó, los perros de terapia los maneja un instructor y con el acompañamiento de un psicólogo, dan servicio a niños y niñas que así lo requieren para avanzar más en sus clases.

Dijo que esta asociación, sin fines de lucro, ha contado con el acompañamiento y respaldo del DIF Tula y de la administración municipal, a través de la dirección de Salud, para los temas de apoyo a la ciudadanía para focalizar a los destinatarios que requieran un perro de apoyo.

Así también, Juntos Dejando Huella, se dedica a la protección de perros y su rehabilitación para reubicarlos en familias por medio de la adopción; es en este tema donde la dirección de Salud ha contribuido a realizar la atención a los animales en caso de esterilizaciones, por ejemplo.

Por parte de Creciendo Juntos, Mundo Azul, la psicóloga Caty Michel Sánchez Zúñiga, presidenta de la asociación, mencionó que ellos han dado seguimiento a Santiago, como un menor que recibió atención en su centro y que por medio de DIF Tula y de Lilí Aguirre, se logró avanzar en este proyecto de contar con la donación de la canina.

Además, han creado alianza con Juntos Dejando Huella para tener la colaboración de terapia canina para el resto de los usuarios de Mundo Azul, ya que destacó la importancia de este tipo de acciones que contribuyen a lograr la participación social, así como crear conciencia en la sociedad por ser sensibles e incluyentes por las personas con alguna discapacidad.

Los padres del menor, en voz de la mamá la señora Anabel Martínez Falcón, coincidieron que este canino de asistencia llena de emoción a su hijo, con quien podrá compartir emociones, y qué mejor que sea un ejemplar adiestrado para auxiliarlo en la discapacidad de Santiago. Ayudará a que sea más sociable y que vea que no tiene ninguna barrera en la vida, por lo que Sophie es ya un miembro de la familia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here