¿VIAJAR EN ESTAS VACACIONES DE VERANO 2021?

0
184

Estas son las 8 recomendaciones de AVSI Comunicación para que tengas unas vacaciones placenteras sin ponerte en riesgo:

  • Tu estado de salud.

Es importante que prestes atención a si has experimentado los síntomas de un posible contagio de COVID19; si presentas fiebre, tos seca, cansancio, dolor de garganta, dolor de cabeza, y dificultad para respirar o sensación de falta de aire, será mejor que acudas al médico antes de salir de vacaciones.

De ser necesario puedes realizarte la prueba para saber si el virus está o no en tu cuerpo. Si ya fuiste vacunado o estás por vacunarte se recomienda esperar y planear tu viaje para dos semanas después de recibir el esquema completo en el caso de las vacunas que vienen en dos dosis.

Existen algunos destinos en donde es obligatorio llevar los resultados negativos de la prueba de COVID; por ejemplo, en Estados Unidos los pasajeros que lleguen en avión deben presentar un comprobante de resultado negativo en la prueba de detección del COVID-19 o constancia de recuperación del COVID-19.

  • Tu presupuesto.

Las vacaciones no tienen que salir caras, ponle ingenio. Ya sea que viajes cerca o lejos, pocos o muchos días, existen distintas opciones para ahorrar al momento de viajar.

Una idea es que planees tu viaje con algo de anticipación para buscar opciones de transporte y hospedaje con descuentos.

Puedes ahorrar un porcentaje importante al momento de decidir dónde hospedarte, existen hoteles turísticos y también existen posadas y hostales, que ofrecen servicios más básicos y económicos.

Otra opción es ver la temporada en la que deseas viajar, ya que los sitios turísticos en temporadas altas, donde llegan más visitantes, suelen aumentar los precios tanto de comida como de hospedaje mientras que en las temporadas bajas los precios disminuyen considerablemente.

Si viajas en avión, procura viajar lo más ligero posible. Y antes de salir de casa pesa y mide tu equipaje para así evitar pagar una maleta facturada.

Lleva una cantidad razonable de dinero en efectivo, que utilizarás en la mayoría de los comercios que hay en el camino y que pueden ser paradas para compras menores o servicios; recuerda que no en todos los destinos hay cajeros automáticos.

  • Tus opciones de destino.

Actualmente, la mayoría de sitios turísticos se encuentran abiertos al público con distintas medidas sanitarias como la toma de temperatura, el uso de gel antibacterial y cubrebocas obligatorio.

Antes de elegir tu lugar de destino, asegúrate que los sitios que desees visitar se encuentren abiertos y revisa los requisitos y medidas de seguridad que establecen ante la contingencia sanitaria por coronavirus.

Por otra parte, si viajas dentro de territorio mexicano tienes distintas opciones turísticas por conocer, la diversidad cultural y natural de nuestro país tiene opciones para todos los gustos y personalidades.

Si buscas disfrutar del sol en alguna de las playas del país puedes visitar Cancún, Playa del Carmen, Acapulco, Los Cabos, Mazatlán y las costas de Veracruz y Oaxaca.

Si te interesa la parte cultural, gastronómica e histórica, puedes acudir a ciudades como Guanajuato, Puebla, Querétaro, Zacatecas o Chihuahua en donde también encuentras maravillas naturales.

Dentro del estado de Hidalgo existen diversos sitios turísticos como Real del Monte, Huasca, Las Grutas de Tolantongo y los balnearios en Ixmiquilpan.

  • Tus alternativas de transporte y traslado.

Si decides viajar en avión o autobús, prepara tus maletas y llega a la terminal o aeropuerto con tiempo suficiente de anticipación en caso de que sea necesario documentar tu equipaje, ten en cuenta que, dependiendo de las condiciones del clima y tráfico, el tiempo de traslado de tu casa a la terminal o aeropuerto puede ser mayor de lo que normalmente es.

  • Planea todo con tiempo.

Trata de planear tus vacaciones y los aspectos básicos como el destino, cuánto tiempo planeas quedarte, dónde te hospedarás, qué lugares visitarás, y un presupuesto aproximado de lo que planeas gastar una vez investigando el margen de precios del lugar en el que deseas pasar tus vacaciones.

  • Revisa tu automóvil y ten a la mano tus documentos.

Si has decidido realizar el viaje en un automóvil particular, antes de salir a carretera revisa que todo esté funcionando adecuadamente, llevar refacciones y herramientas para cambiar las llantas de ser necesario.

Mantén a la mano y en orden los documentos de tu vehículo y verifica que la póliza de seguro esté vigente, no olvides tampoco tu identificación y permiso para conducir, así como asegurarte de que tengas suficiente gasolina para el camino y, de no ser así, cerciórate de que existen gasolineras durante el trayecto en caso de que necesites cargar combustible.

Una práctica que da confianza y buenos resultados es mantener a alguien de tu lugar de partida y de tu lugar de destino informados sobre tu ubicación en tiempo real constante, así la familia estará tranquila de conocer tu marcha en el camino.

  • Prevé contratiempos.

Acuerda con tus acompañantes planes de entretenimiento-alimentación-necesidades, en caso de que tengan que esperar por algún inconveniente, y establezcan un plan emergencia.

Prevé contratiempos durante el viaje y una vez llegando al destino, establece con tus acompañantes qué intereses y qué plan tienen al visitar el lugar.

A algunas personas les gusta llevar un itinerario de todos los lugares que quieren visitar y destinan un tiempo específico para cada una, si les interesa acudir a museos, exposiciones o eventos, reserva o compra tus entradas con anticipación.

Si van en grupo, no se separen o fijen un punto para reencontrarse cuando esto suceda, además de mantener comunicación vía telefónica y tener a la mano los números de emergencia.

  • ¿Qué comprar aquí y qué comprar allá?

Dependiendo de tus gustos e intereses personales, así como de tu presupuesto sabrás si quieres invertir o no en algún souvenir o producto característico del lugar que visites, ya sean artesanías o alimentos.

Te recomendamos acudir a los mercados o locales menos comerciales y que no se encuentren dentro de las terminales o aeropuertos para que los precios sean menores.

En cuanto a comida, si no cuentas con el presupuesto suficiente para acudir a restaurantes te puedes acercar a los mercados y fondas locales en donde existen menús más económicos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here