¿Se están extinguiendo los artesanos tulenses?

0
339

Las y los artesanos son creadores en su máxima expresión. Cada una de sus piezas es única entre las otras, además, posee el valor de estar hecha totalmente a mano y de acuerdo a diversas técnicas ancestrales.

Hay quienes consideran que los artesanos tulenses, también llamados «últimos toltecas» se están extinguiendo. ¿Es esto cierto?

Para conocer un poco más sobre el tema, entrevistamos a la artesana Julieta Cortés Aguilar, quien se encuentra en el local número 27 de la Plaza de las Artesanías en el municipio de Tula de Allende. Proveniente de una familia de artesanos, desde niña surgió su pasión por este oficio, pasión inculcada y compartida por su padre que durante toda su vida se dedicó a crear artesanías. Julieta, originaria de la Colonia El Tesoro lleva 35 años como artesana.

Respecto a su opinión sobre los comentarios de que los artesanos tulenses o últimos toltecas parecen estar en “peligro de extinción” nos menciona:

“Yo pienso que no es así. Todavía estamos los que somos sucesores de los primeros artesanos, estamos los hijos, los nietos, todos somos artesanos. En comparación hace algunos años sí ha ido disminuyendo el número de artesanos, la mayoría prefiere estudiar, tienen su carrera y ya se dedican a su profesión.”

Julieta comenta que, a pesar de esta disminución, el oficio de artesanos es algo que continúa perseverando dentro de las familias y que va heredándose de generación en generación.

Un ejemplo de lo anterior sería la joven de 19 años Greta Santomé, originaria del municipio de Tula de Allende que lleva practicando el oficio durante un año. Su pasión por el arte fue lo que la llevó a interesarse y convertirse en artesana. Greta elabora collares, aretes y pulseras con diversas técnicas y las ofrece a la venta a través de su perfil de Instagram (@nahui.ollin_). Sobre los comentarios de la supuesta extinción de los artesanos y artesanas tulenses ella nos menciona:

“Yo creo que los artesanos aquí seguimos, tampoco creo que el interés se haya perdido, pero, por experiencia, no creo que sea pagado de forma justa, el tiempo de elaboración es largo y algunas veces la venta no es rápida ni segura.” 

Si bien existe una disminución en el número de personas que dedican su vida al oficio de artesanos o artesanas, también hay quienes encuentran pasión y vocación dentro de este trabajo que también aporta en la preservación y difusión de la cultura.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here