MANUEL HERNÁNDEZ BADILLO RINDE PRIMER INFORME DE GOBIERNO: LA ZOZOBRA NO SERÁ PARTE DE LA VIDA EN TULA

0
337

A alzar la voz enérgicamente para evitar que la zozobra se convierta en parte de la vida de los tulenses en temporada de lluvias, se comprometió el presidente municipal Manuel Hernández Badillo.

Se trata, afirmó en un mensaje con motivo de su Primer Informe de Gobierno, de que se realicen obras de infraestructura hidráulica para devolver a Tula de Allende, su calma y su tranquilidad.

Destacó que «la Presidencia Municipal, no puede hacerlo sola. Desde hoy apelamos al apoyo estatal y federal para generar un proyecto que a la vez que evite las inundaciones sea amigable con el entorno ambiental».

En ceremonia solemne de la Asamblea Municipal, Hernández Badillo indicó que, «pandemia e inundaciones nos imponen nuevas formas de trazar programas y concretar acciones. Hoy, como nunca, son tiempos de solidaridad, de sensibilidad, de creatividad y de mucho trabajo».

Ante la presencia de Simón Vargas, secretario de gobierno del estado y representante personal de Omar Fayad Meneses, destacó que «hoy más que  nunca hago un llamado a la unidad. Hoy Tula necesita de un gobierno que lo respalde y que exija se dé una solución  integral e inmediata a las inundaciones generadas por el desfogue de aguas residuales en la Ciudad de México».

Subrayó que «Tula requiere de una administración debidamente coordinada con los gobiernos estatal y federal. Necesita un gobierno que toque las puertas de las cámara de Senadores y de Diputados, así como del Congreso libre y soberano  del Estado de Hidalgo».

Subrayó que Tula, requiere de un gobierno sereno que actúe con inteligencia, de un Presidente que tome decisiones, que sea mesurado ante la crítica, un presidente que encabece las estrategias para lograr salir delante de esta crisis.

«Por eso –dijo–, estoy aquí dando la batalla, para dar a los habitantes de Tula una vida tranquila, sin miedo; Tula necesita un gobierno que de manera integral encabece estos esfuerzos».

Demandó a unidad, porque hoy Tula requiere de resultados, requiere de mucha fuerza para salir adelante. Fuerza Tula».

Mencionó que » ocho meses, con el respaldo de la sociedad, recibí el encargo de encabezar los esfuerzos por hacer de Tula de Allende, un municipio que sea referente de prosperidad y justicia social, en el estado y en el país».

Nos han tocado tiempos inéditos y complicados.

«Lamentablemente dos tragedias nos alcanzaron: la del Covid 19 que, sin duda, nos ha impuesto una nueva realidad y ahora, apenas a principios de mes, una de las más grandes inundaciones de que se tenga memoria en nuestro querido municipio».

En su informe, Hernández Badillo, consignó que inusuales lluvias en el Valle de México, provocaron una extraordinaria crecida en los ríos Tula y Rosas, que culminó el día seis de septiembre con un severo desbordamiento que originó inundaciones en nueve colonias además de una importante área del centro de la ciudad.

Puntualizó que, de acuerdo a un reporte preliminar más de 3 mil 574 inmuebles resultaron con afectaciones, además de daños en infraestructura básica en 3 redes de distribución de agua potable, 6 puentes, 7 centros educativos y  2 instituciones de salud.

La cifra de damnificados llega a los 38 mil, «es por ello que quiero destacar que, como en todo desastre, se hizo patente uno de los valores más importantes del ser humano: la solidaridad».

Resaltó el invaluable respaldo que, en medio de esta tragedia, nos ha brindado el gobierno del estado de Hidalgo, el cual ha desplegado a todas las Secretarias de la administración para apoyar a nuestro municipio y al Gobierno de la República que se ha hecho presente a través del apoyo de la Secretaria de defensa Nacional y la Guardia Nacional.

«Nuestro reconocimiento y gratitud a esos cientos de tulenses, a los vecinos de otros municipios , incluso de otros Estados que colaboraron con la autoridad lo mismo para rescatar a personas  o que, desinteresadamente, brindaron alimento, bebida y cobijo tanto a damnificados como al personal que se sumó a las tareas de apoyo».

Hernández Badillo, agradeció también a las empresas privadas, a las distintas administraciones municipales, a sindicatos que, como el de Pemex,  hicieron posible limpiar en tiempo récord los destrozos que dejó a su paso la inundación.

Manifestó que, su labor ha sido fundamental para evitar daños mayores a la salud ya que, por tratarse de agua negras, hay que eliminar toda posibilidad de focos de infección.

La solidaridad de los hidalguenses y de los mexicanos, en general, se tradujo en una gran cantidad de aportaciones, lo mismo de alimentos que de medicinas, productos de limpieza e higiene y apoyo.

Lo puedo asegurar: antes, durante y después de esta tragedia actuamos con responsabilidad buscando preservar lo más importante: la vida humana.

Prueba de ello es que, derivado de la inundación en las zonas habitacionales, no hubo una sola pérdida humana.

Lamentó los 14 decesos ocurridos en la Clínica 5 del Instituto Mexicano del seguro Social, la cual asume su actuación de conformidad a su propio  protocolo del Plan Institucional Frente a Emergencias y Desastres.

En su discurso, Hernández Badillo subrayó que, más allá de toda especulación, «lo cierto es que nadie, insisto, nadie, pudo prever la dimensión de una inundación que resultó catastrófica y que tuvo su origen en un río que, como el de Tula, está alimentado por aguas negras provenientes del Valle de México, así como del Túnel Emisor Oriente, Túnel Emisor Central, Presa Requena, Presa Taxhimay y presa Danxhó.

«Históricamente –recalcó–, la naturaleza ha sido siempre impredecible».

Esta tragedia nos deja un enorme reto en tareas de rehabilitación de viviendas e infraestructura urbana pero, además, evitar toda posibilidad de que en unos meses o años pueda repetirse insistió.

Expresó que en estos ocho meses de gestión municipal se han emprendido acciones en favor de la salud, la economía, la infraestructura y de la seguridad pública.

Todas ellas, enfocadas a cumplir a las y los tulenses.

Estos tiempos difíciles han puesto a prueba nuestro carácter, organización, sensibilidad, desempeño y perseverancia para lograr el objetivo común de regresar a Tula de Allende el esplendor tolteca, en su tiempo, la cultura más importante e influyente de Mesoamérica.

Esa es la meta que nos trazamos.

En ella trabajamos día a día

Grandes metas nos esperan.

Sigamos trabajando y redoblemos el paso, convocó el presidente municipall, Manuel Hernández Badillo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here