Manuel Hernández Badillo finaliza en primer lugar en “la otra campaña”

0
537


El proceso de elecciones que se vive en Hidalgo para la renovación de 84 presidencias municipales tuvo que posponerse del 7 de junio de 2020 al 18 de cubre del mismo año, con motivo de la contingencia sanitaria derivada de la aparición del denominado nuevo coronavirus, que paralizó al mundo con una pandemia que aún no termina.

Por encima de las voces que llamaron públicamente a llamar a elecciones hasta que las condiciones sanitarias lo permitieran, se indicó el arranque del proceso de campañas, por lo que partidos políticos, candidatos, planillas y electores se tuvieron que adaptar a una modalidad de proselitismo en donde los medios digitales fueron vías clave para llegar a la ciudadanía.

Hubo quien encontró en las redes sociales, sobre todo en Facebook -que es la plataforma digital más utilizada por hidalguenses- las herramientas más poderosas mediante las cuales lograron posicionar sus nombres, sus colores, sus posturas y propuestas.

Por otra parte, hubo quienes -por diversos factores- no supieron atender la necesidad informativa del electorado en tiempos de Covid 19 y desestimaron el poder de estos medios, contando con escasa presencia en el mundo digital, lo que podría repercutir en su contra el próximo domingo de elecciones.

Hemos analizado durante los días de campaña el desempeño de los equipos políticos y su comportamiento vía Fanpages de Facebook. Consideramos que, si bien lo que sucede en el mundo digital no es precisamente lo que sucede en el escenario de las votaciones físicas, sí podría servir como un termómetro político electoral en la que también se puede denominar como “la otra campaña”.

Y es que en un proceso electoral atípico como el que nos ha tocado compartir, en el más básico de los conceptos de estrategia para la consolidación de una campaña exitosa, se debió haber programado desde el día uno de la contienda la atención paralela al carril del mundo digital, al mismo tiempo que el del acercamiento al elector pie a tierra, digamos con el método tradicional.

Hubo candidatos que reservaron recursos importantes para el impulso de sus Fanpages, lo que les ayudó significativamente a incrementar sus alcances, pero también se dio el caso de espacios en donde con pocas o nulas inversiones crecieron gracias a los seguidores naturales de su proyecto y al contenido de interés que fueron ofreciendo.

Estrictamente observando los números globales, Manuel Hernández Badillo, candidato de la coalición conformada por el Partido de la Revolución Democrática y el Partido Acción Nacional, fue el más destacado de los candidatos a la Presidencia de Tula, sumando 8 mil 500 personas en su FanPage (likes a la página).

La segunda posición es ocupada por el abanderado de Morena, Ricardo Baptista González, con 7 mil 712 personas en su plataforma, que consiguió el grueso de sus fans tras su paso por el Congreso hidalguense donde fungió como líder y a donde podría volver si los votos no le favorecen, pues es aún diputado con licencia.

El candidato del Partido Revolucionario Institucional, Alejandro Álvarez Cerón, alcanzó 4 mil 298 simpatías a su FanPage, lo que le da el tercer sitio. Ese espacio es de reciente creación, toda vez que comenzó formalmente a operar semanas antes de la precampaña del tricolor.

Octavio Magaña Soto, candidato del Partido Verde Ecologista de México, concluyó su campaña con 2 mil 309 likes a su fanpege, obteniendo así el cuarto sitio, seguido por Sixto Flores de Podemos con mil 214 likes quien se adjudicó la quinta posición.

Los cinco últimos peldaños corresponden a las Fanpages de Ciro Reyes del PT con mil 112, Karla Pérez de Movimiento Ciudadano con 989, Nelly Mendoza de Nueva Alianza con 976, Emmanuel Chacón del PES con 331 y Ángeles Rojo de Más Por Hidalgo con 241.

Los números aquí compartidos forman parte de un conteo que se puede corroborar en cada uno de los espacios de los candidatos, las cifras tomadas en cuenta son con corte al martes 13 de octubre de 2020, un día antes de los cierres de campaña. Compartimos una gráfica en la que se presentan los resultados finales de este ejercicio a propósito de la contienda “digital” o «la otra campaña».

¿Qué tanto habrá de parecerse esta gráfica a la que arrojen los resultados del próximo 18 de octubre? Ya lo veremos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here