HIDALGO, ¿CONSENTIDO DE LA 4T?

0
339

Mientras algunos políticos se desgarraban las vestiduras en cada uno de los procesos electorales que ha vivido el país desde aquel de 2018 en que arrasó el actual presidente de México, a Hidalgo le ha estado yendo bien, casi en todo.
Como en pocas entidades del país, “la madre de todas las elecciones” el 6 de junio, tanto el presidente como el gobernador mantienen posturas de sana imparcialidad para favorecer a un ambiente que hoy registra un balance cero en agresiones o atentados contra candidatos.
Este panorama reduce las confrontaciones y la guerra sucia entre candidatos al nivel de peleas callejeras, irrelevantes en la esfera de las grandes decisiones.
De un modo o de otro, el mandatario local ha sabido poner a esta entidad en el camino del mandatario federal y, poco a poco, asoman los beneficios que reporta a la población hidalguense la actitud institucional.
Continuas, frecuentes y cordiales, las visitas presidenciales han tomado al territorio del estado de Hidalgo como asiento de anuncios y acciones gubernamentales relevantes, en especial las relacionadas con los proyectos emblemáticos de la autodenominada “Cuarta Transformación” del país, la 4T.
Días antes de anunciarse la compra de la refinería Deer Park en Houston, Texas, a la empresa Shell por parte de Petróleos Mexicanos, Andrés Manuel López Obrador estuvo al menos en una ocasión de visita privada en las instalaciones de la refinería “Miguel Hidalgo” en la zona de Tula-Atitalaquia, acompañado de la plana mayor responsable de la política energética en el gobierno federal.


En tanto, continúa el proceso de construcción de la nueva refinería en Dos Bocas, Tabasco.
Luego de un par de discretas visitas del presidente, y después de anunciarse que el consorcio de la compañía francesa Alstom habría ganado la licitación correspondiente, hacia finales de mayo se anuncia que los 42 carros con que operará el Tren Maya serán armados en la planta de Bombardier en Ciudad Sahagún.

El nuevo aeropuerto internacional, construido en la base aérea de Santa Lucía, Estado de México, en la zona limítrofe, ha tenido en Hidalgo una poderosa acogida, comenzando por el nombre del militar más relevante que esta tierra ha dado al país en toda la historia: Felipe Ángeles, nacido en Zacualtipán.
Oportunidades cuantificables para los pobladores de Hidalgo, sin duda; lo que abre con facilidad el pensamiento de que la 4T muy bien podría tener un consentido en el estado de Hidalgo, una de las entidades que no está peleada con ellos.
Aquí, en donde el Presidente -o sus encargados- han fijado su propia visión de los equilibrios políticos al abrir la puerta de la participación electoral a nuevos aliados, que en otro momento lo fueron del viejo régimen y que ahora han pasado a las filas morenistas.
En pocos días más se sabrá cómo se acomodan las fuerzas políticas en las nuevas legislaturas federal y estatal, cuál será el destino y quién reemplazará en su alianza al Grupo Universidad, qué ex priístas, verdes o neomorenistas irán a los cuerpos legislativos y cómo influirán desde ahí sobre la sucesión gubernamental en uno de los estados consentidos de la 4T, que deberá ocurrir en 2022.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here