DE MIXQUIAHUALA A PROGRESO: ¿DÓNDE ESTÁ EL DINERO?

0
39

Por Fernando Ávila Báez

Los delincuentes no hicieron cuarentena.

El alcalde de Progreso de Obregón, Raúl Meneses Rodríguez (PRI) informó a través de los medios de comunicación que un millón 620 mil pesos desparecieron de una de las cuentas gubernamentales (la del Fondo de Aportación para la Infraestructura Social, FAIS), cuyos recursos de casi siete millones de pesos están destinados a obras públicas.

Luego de acudir a las instancias judiciales para presentar la denuncia, tras informarse el 5 de mayo del faltante que tuvo registro el 3 de abril, se adelantó que posiblemente la cuenta haya sido hackeada.

El 25 de agosto de 2017 las autoridades municipales de Mixquiahuala, Hidalgo, en México, detectaron un faltante de siete millones de pesos en una de las cuentas de la tesorería local en el banco Actinver; la operación pudo haber sido realizada por un hacker, según se infirió.

El gobierno del alcalde Humberto Pacheco Miralrío (PT) concluye el 4 de septiembre próximo, sobre la investigación no se conocen avances a la fecha y la crisis política que desató al interior del ayuntamiento el manejo de las finanzas públicas se ha diluido entre minucias.

Pese a que al inicio del confinamiento por la pandemia de COVID-19 se creyó que los delitos disminuirían, y hasta se detectó una ligera baja en la comisión de ilícitos en el país, la realidad ha demostrado que esta ha sido la cuarentena del delito.

En marzo se acumularon en México tres mil víctimas de homicidios dolosos y en abril fueron 2950, aunque afortunadamente las cifras oficiales registran un dramático descenso en la comisión de delitos, o al menos en el inicio de carpetas de investigación: de abril 2019 a abril 2020 el robo cayó 41%, robo a transeúnte se redujo 54%, robo a transporte público colectivo disminuyó 70%

No obstante, México ha vivido en un río de sangre mayo de 2020, el mes estelar de la pandemia -junio lo será, en contagios y muertes, para algunas entidades como Hidalgo-: en la tercera semana del mes fue asesinado en Morelos uno de los hombres clave en el círculo más cercano del expresidente Enrique Peña Nieto: Alonso Isaac Gamboa Lozano, tenía a su cargo la transferencia de los recursos federales a los estados, entre otras cosas.

Pero los delincuentes también se reinventaron.

Ante el aumento en el uso de internet por la cantidad de personas que han tenido que trabajar desde sus casas (el informe de Nielsen IBOPE, que estudia el comportamiento de las audiencias, estima que en México el crecimiento registró un 42%), los ciberdelitos se dispararon en todo el mundo.

La Organización de las Naciones unidas (ONU), a través de su jefa de desarme, Izui Nakamitsu, advirtió que los ciberdelitos, entre ellos el envío de correo malicioso, aumentó en el mundo hasta 600% durante la pandemia.

Toda clase de corporativos, empresas y organizaciones han sido objeto de ciberataques, y junto con el grooming (establecer contacto con menores para abusar de ellos), el robo de datos personales e intentos de extorsión, que son comunes, se han desarrollado cientos de nuevas modalidades de estafa o fraude cibernético.

En México, los delitos cibernéticos -que en 2021 podría causar daños globales por seis billones de dólares en el mundo- alcanzaron un aumento de casi 20% en poco tiempo durante la pandemia.

Una de las razones que facilitan esta situación es -dicen los expertos- que en la mayoría de los casos se carece de protocolos de seguridad, o bien que los usuarios de la red no han hecho lo que les corresponde para prevenir ataques o caer en trampas como el pishing (se obtiene información de las víctimas y se ofrecen donativos o programas sociales) o smishing (se ofrece a los usuarios recargas o suscripciones a plataformas de entretenimiento).

El estado de Hidalgo no ha sido ajeno a este proceso.

Por lo pronto, tras haber saqueado las arcas de un municipio Mixquiahuala hace unos tres años, hoy los ciberdelincuentes sustrajeron una parte de los fondos de las arcas en otro, Progreso de Obregón.

¿Malware? ¿Fake News? Veremos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here