Baptista, Paredes, Badillo: rumbo a la Presidencia de Tula

0
1588

Conocí al Diputado local con licencia, Ricardo Baptista González, en una de sus etapas políticas menos gloriosas: era el flamante Delegado de Barrio Alto, hace unos cinco años, tal vez. Había vencido el día de la elección a las fuerzas del PRI, que todavía ostentaban cierto arrastre, como dicen los políticos.

Varias veces lo presenté al aire, durante el noticiero que conduzco en radio, como el máximo emblema de la izquierda regional y en más de una ocasión me agradeció públicamente el concepto en el que lo tenía. La verdad, sus planteamientos sustentados en la historia siempre me parecieron muy interesantes, con un razonamiento que no cualquiera tiene en esta zona.

Vistió la camiseta del PRD y luego de Movimiento Ciudadano, antes que la de Morena. En los barrios no ha sido bien visto el constante cambio y de chapulín no lo bajan, pero a nadie se le olvida la contundencia con la que ganó recientemente las elecciones de diputados locales, desde donde tomó oxígeno para lo que parece ser una nueva contienda electoral para él.

La mañana del 5 de marzo del 2020, en el Congreso hidalguense aprobaron la licencia para que el avecindado en la calle de Zarco -que ha cambiado los stickers de campaña que tradicionalmente pone en su zaguán, por al menos tres institutos políticos diferentes-, buscara una nominación rumbo a la alcaldía, nuevamente por Morena.

Baptista González para algunos representa al único elemento que, según sus resultados en elecciones, le tendría tomada la medida al PRI y las demás probables alianzas, pero es a la vez el candidato idóneo para dividir y fragmentar a los morenistas, a decir de quienes fundaron con esfuerzos y convicción al partido del Presidente, en Tula.

Pero si de grupos hablamos, Baptista está bien identificado con el denominado grupo Universidad, fuerza política que busca llegar a la gubernatura en el siguiente periodo, por lo que la Presidencia de Tula y el papel que juegue Ricardo comienzan a ser vitales desde este momento para la organización que representa una piedra en el zapato para el gobierno estatal, cientos de estudiantes universitarios, y para el Propio Movimiento Regeneración Nacional.

En las anteriores elecciones, más allá de simpatías, el legislador alcanzó la curul gracias al buen momento que vivía Morena y el Presidente AMLO. Esta vez, los índices de popularidad han cambiado, los morenitas originales ya le dieron la espalda, la gente no olvida errores serios del actual Gobierno Federal, ni la administración municipal que encabezó ya antes en Tula, con poca trascendencia.

No se olvida el silencio (la abstención) de Baptista en el Congreso aquel día decisivo en materia de despenalización del aborto en Hidalgo. ¿Le volverá a alcanzar a Ricardo?

Noé Paredes Meza

Noé Paredes Salazar es un próspero empresario tulense que tuvo una destacada carrera política, cuyas decisiones tuvieron impacto en en la vida local, estatal, y nacional. Su esposa, Doña Rosalía Meza, buscó ser presidenta municipal, sin lograrlo, en uno de los descalabros más profundos que todavía recuerdan los priistas toltecas. En esta ocasión, el nombre de Noé Paredes Meza, el hijo de ambos, suena como la carta más fuerte del tricolor para encabezar la candidatura rumbo a la alcaldía.

Considerado como uno de los hombres más ricos del estado y liderando una de las 10 empresas de transporte más importantes de México, ha encabezado el movimiento social Unidos por Tula, mediante el cual se proponen y en ocasiones se generan acciones para el beneficio común. Hay quien considera que se trata de una genuina postura altruista, pero por el contrario, hay quienes opinan que  la citada organización fue creada como trampolín para consolidar una candidatura.

Entre otros aspectos, Unidos por Tula ha destacado por descalificar abiertamente cualquier acto de corrupción; ha sentado a la mesa tanto a líderes de izquierda, como a priístas de tradición y empresarios locales. En diversos foros, Paredes Meza ha manifestado que, aunque le gustaría ser presidente de Tula, no busca ser candidato. Al menos, eso dice.

Este periodista, que comparte con frecuencia espacios y opiniones con vecinos de nuestra modesta vida pública, no había tenido oportunidad de intercambiar ideas con Noé; fue hasta hace unas semanas cuando a días del aniversario de la Revista DeFRENTE pude conversar y dar cuenta de la amplia visión de futuro con la que cuenta, pero también de las abismales diferencias en su forma de vivir con respecto a las del tulense promedio, vamos, con las del mexicano promedio, y eso, sin que se lea sobrado, pudiera ser factor determinante en esta disputa entre chairos y fifís en la que nos han emboletado aunque no queramos.

En una virtual campaña, Noé tendría que establecer una titánica estrategia que le permita sortear los efectos históricos que el tricolor ha generado en todos los rincones de la sociedad, una sociedad que no olvida. Difícil tarea.

Manuel Hernández Badillo

En esta época sui géneris que nos tocó vivir, cuando todo muta y hay transformaciones políticas inconcebibles -sobre todo impulsadas por el agandalle, el hambre de poder, y el hambre, así a secas-, ahí sigue Manuel Hernández Badillo, aguantando en el PRD, pese a las tormentas.

Le llamé congruente al aire, porque en la izquierda tulense y en general en la política tulense, muy pocos han soportado a pie firme, abrazados a su bandera, avanzando en un discurso y una forma de vivir acorde a los ideales originales, en este caso, de “izquierda moderna”, como él la define.

Se trata de un vecino de Bomintzhá que ha vivido la política a todos los niveles, alguna vez Presidente estatal de su instituto político, varias veces candidato. Congruente en lo individual, por más incongruente que siga resultando la alianza PAN-PRD que seguramente estará encabezando Badillo en los comicios del próximo 7 de junio.

Lo que suceda en torno a esa candidatura será pieza clave en lo que le resta a este proceso que nació caliente. Sobre todo es imprescindible el fenómeno Manuel porque más allá de lo visible y lo políticamente correcto, ha concretado amarres con fuerzas de la izquierda inconformes con las decisiones de Morena, en tanto que también grupos vinculados a al menos dos ex presidentes municipales, que no son pocas personas, se estarían sumando al proyecto, resultado de las heridas abiertas que han venido dejando los tóxicos dinosaurios.

Vendrán nuevos y tal vez mejores episodios en esta carrera que será más breve de lo que pensamos. Podrían incluso moverse los astros y dejar fuera a más de uno de los mencionados. Hay otros nombres y otros partidos, por supuesto, aunque la tendencia histórica coloca entre los reflectores a los tres anteriores. Nada está escrito en política y menos en esta irrisoria política municipal, donde habrá cambios.

Por lo pronto, se registró la muerte violenta de un aspirante a la alcaldía, comenzó la desbandada de un partido a otro en la desesperada lucha del poder, se mueve la tierra y está en juego el porvenir de al menos 150 mil tulenses que deberán aceptar como presidente a alguno de los personajes en mención, que aprovecharán el triste escenario de un municipio con una aguda ausencia de liderazgos.

Artículo anterior¡Sí, acepto!
Artículo siguienteTemperatura para el día Viernes
La voz de Fernando Alfonso es una de las más escuchadas y con mayor credibilidad en el panorama informativo y de opinión en el estado de Hidalgo. Conduce el Noticiero Radiofónico Enfoque de Súper Stéreo 100.5 FM, emisora de NRM Comunicaciones. Dirige AVSI Comunicación, multiplataforma a la que pertenece el Periódico El Origen y la Revista DeFRENTE. Cuenta con estudios de Maestría en Administración de Negocios MBA por la Universidad Latinoamericana, es Licenciado en Periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Ha colaborado con W radio 96.9 FM, Radio Fórmula 970 AM y 103.3 FM, Editorial Notmusa, Diario Síntesis. Premio México de Periodismo 2010, otorgado por la Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos (FAPERMEX)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here